El comienzo de una colección numismática bajoimoperial

Estándar

En clase ya se ha tratado varias veces la importancia de la numismática en la historia del coleccionismo. A finales de la Edad Media y el Renacimiento,  esta actividad se convirtió para muchos nobles y soberanos en una forma de acercarse a la Antigüedad clásica con fines variados: desde los meramente intelectuales, compartidos por muchos sabios de la época, hasta el conocimiento de la historia o la legitimación y vinculación de sus dinastías a través de las glorias pasadas de Roma.

En nuestros días las monedas antiguas siguen siendo un objeto fácilmente coleccionable y relativamente accesible, aunque como en todo, hay diferentes maneras, unas más amateurs, otras verdaderamente compulsivas, según las que los coleccionistas completan sus antologías numismáticas. A mí mismo siempre me habían interesado las monedas por dos razones: la primera, más personal, es su propia materialidad. ¡Pensar que esta o aquella moneda circularon de mano en mano hace más de mil años! Por otra parte, me parece esencial el conocimiento de la iconografía monetaria, esencial en algunos periodos, como el Bajorromano y el Bizantino, que me atraen especialmente.

A mí siempre me había rondado la idea de empezar una colección pero nunca me había decidido a hacerlo. Un viaje de estudios a Mérida realizado recientemente me proporcionó la excusa para inaugurar por fin una modesta colección de emisiones tardoimperiales que cuenta ahora con tres monedas, que adquirí por su contenido iconográfico. Procedo a exponerlas aquí debajo:

12

Follis de bronce de Constantino el Grande tipo “Cízico” (RIC VII, 34 E), acuñado en esta ciudad entre 325-326.. Anverso: Busto del emperador Constantino de perfil derecho, con túnica ceñida al hombro con un broche. Está tocado con la diadema. Leyenda: CONSTANTINVS AVG. Reverso: Fachada de una fortificación romana con puerta central, dos torres y una estrella. Leyenda: PROVIDENTIAE AVGG. Marca de la ceca: SMKE.

1pbbmhp

Follis de bronce de Valentiniano I. Tipo “Aquileia” (RIC VII A ia -12 a xvi (a)) acuñado en esa ciudad entre 364-367. Anverso: Busto del emperador de perfil derecho, con túnica ceñida al hombro con un broche. Está tocado con la diadema. Leyenda: D(ominvs) N(oster) VALENTINIANVS. Reverso: El emperador en atavío militar sujeta el lábaro con su mano derecha, y con la izquierda agarra por la melena a un bárbaro vencido arrodillado. Leyenda: GLORIA ROMANORVM. Marca de la ceca:SMAQP.

13

Follis de bronce de Arcadio. Tipo “Antioquía” (RIC  ix 68 c, A) acuñado en esa ciudad entre 392-395. Anverso: Busto del emperador de perfil derecho, con túnica ceñida al hombro por un broche. Está  tocado con una diadema. Leyenda D(ominvs) N(oster) ARCADIVS P(ivs)F(elix) AVG. Reverso: El emperador laureado con atuendo militar y paludamentum sujeta el lábaro en su mano derecha y un orbe en la izquierda. Leyenda: GLORIA ROMANORVM. Marca de la ceca: ANTA.

Autor: Alfredo Calahorra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s