LA PREVALENCIA DE REPRESENTACIONES FEMENINAS EN LA CULTURA IBÉRICA II

Estándar

Lourdes Prado y Clara Ruiz, Arqueología de Género, 1º encuentro internacional en la UAM, Cap. XII: Carmen Aranegui Gascó “La prevalencia de representaciones femeninas: el caso de la cultura ibérica”, Colección de estudios, Editorial UAM, Murcia, 2008.

-Una respuesta alternativa a las damas y damitas-

Como ya he mencionado en el post anterior, la vinculación de los pueblos del mediterráneo con la cultura griega es un hecho. En este intercambio iconográfico de formas podemos observar como las altas jefaturas del Ibérico antiguo llegaron a introducir monumentos funerarios de la tipología pilar-estela donde se incluye la representación de un joven para contrastar la vida y la muerte, recurso ya conocido en Grecia y otros lugares de Mare Nostrum.

Volviendo al tema de las damas, haremos hincapié en las denominadas “damitas”. Estas jóvenes se ha comentado en recientes estudios la posibilidad de que fueran mujeres asociadas al culto. De la misma manera esta representaciones de “sacerdotisas” solo afectarían a un determinado grupo de representaciones, lo que resultaría interesante como modelo de diferenciación dentro de la sociedad (aunque para ello fuera necesario conocer como se organiza el sacerdocio e insertar estos marcadores en un determinado contexto antropológico) El atributo de la juventud de la mujer asociado a la silueta de la representación, el peinado, las actitudes y el vestido que le son característicos no son más que marcadores visibles de lo femenino en el imaginario íbero.

damita-museo-b

Damita de Moixent

La representación de una mujer ataviada según la tradición, con joyas y adornos lujosos propició en el siglo IV la cohesión del grupo ibérico dominante que se reconoce como el linaje familiar. Este fenómeno se crea paulatinamente por todo el Mediterráneo (estos lo reconocemos por la diferenciación de los ajuares funerarios masculinos y femeninos, anatómicamente atribuidos) de manera que la mujer vuelve a tener una visualización en una sociedad más dinamizadora. Quizás el encanto de los adornos y joyas y la excelente calidad de piezas en las damas ha sido en el pasado un argumento sólido para consagrarlas al nivel de diosas. Puede que este argumento no sea al 100% tal como se explica, cabiendo la posibilidad de que dichas representaciones hagan referencia a una “aristocracia divinizante” más que a una divinidad propiamente dicha.

cerrosantos012

Damita del Cerro de los Santos

Las damas (y los guerreros) vendrían a ser imágenes de corte principesco y de ciudadanía que poco a poco se apropian de lo sagrado (como en las cultura romana, griega o egipcia) de manera que se tiende a divinizar al linaje y a la persona (como los héroes o reyes fallecidos). Este discurso explicaría la proliferación de damas y damitas, incluso de santuarios y templos dedicados a la fertilidad. Aunque sin textos ni otras fuentes esto queda solo en otra de las posibilidades contestaciones a estas representaciones.

Adrián Sandín Galende

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s