Un hallazgo numismático reciente: el tesoro de Tomares, Sevilla

Estándar

Hace poco escribía una entrada hablando de mi naciente colección de monedas romanas bajoimperiales. Quiso la casualidad que apenas un día después de colgarla en la red se hiciera público el descubrimiento de un gran tesoro de monedas de bronce en durante una obra de canalización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en el parque del Olivar del Zaudín, en la sevillana localidad de Tomares (a 29 de abril de 2016).

Este hallazgo no tiene las características frecuentes de otros casos similares, generalmente tesorillos escondidos con una cantidad variable de monedas y bienes muebles portátiles, enterrados por sus dueños ante la expectativa de una catástrofe, para luego recuperarlos, lo que eventualmente, en la mayoría de las ocasiones, no ocurría. Como decía, casualmente las monedas halladas corresponden al mismo periodo de mi interés y sobre el que empecé mi colección, esto es, las emisiones bajoimperiales.

1461842532_524900_1461846365_album_normal

He aquí las monedas en cuestión.

El tesoro contiene, nada más y nada menos, que unos 650 kilos de monedas de bronce y de plata, escondidas en diecinueve grandes ánforas que fueron enterradas, y que nunca llegaron a entrar en circulación. Esta circunstancia ha permitido que las monedas lleguen hasta nuestros días sin apenas desgaste, en excelentes condiciones para su conservación y estudio. Los primeros acercamientos parecen confirmar que es un tesoro unitario, no reunido por acumulación, fechable íntegramente en el reinado de Diocleciano y la tetrarquía (284-311 d.C), con especial representación de Maximiano y Constantino, según un sondeo del 10% de las piezas.

maje

Véase claramente, en este caso, un follis de bronce del emperador Majencio, rival de Constantino, con su busto de perfil típico de las acuñaciones tetrárquicas.

Las monedas han sido rápidamente trasladadas al museo arqueológico de sevilla para su estudio. Ana Navarro, responsable del museo, destaca la importancia del descubrimiento: “Se trata de un hallazgo que, aún por estudiar y analizar, ya podemos calificar de una importancia enorme. Es un conjunto único con poquísimos paralelos. Desde luego, en la historia del Imperio Romano y del Bajo Imperio Romano en España, no conocemos nada similar” y que tiene una dimensión internacional, “Ya hemos sondeado con diferentes expertos italianos, ingleses y franceses y coincidimos en que se trata de uno de los descubrimientos sobre el periodo romano más importante (…) Seguramente será uno de los poquísimos hallazgos de este tipo de todo el Imperio”. En términos económicos, el valor de las monedas ascendería a varios miles de euros.

1461842532_524900_1461846364_album_normal

Ana Navarro investigando las monedas en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Esta especialista llama la atención, en primer lugar, sobre el contexto del hallazgo. Según explica sobre los contenedores, “No se trata de ánforas para almacenar vino o aceite, estas son más pequeñas y se usaban para transportar otras mercancías. Lo sorprendente es que se utilizaran para guardar dinero”. Además, el misterio aumenta porque de las diecinueve ánforas, nueve permanecen aún selladas y se ignora su contenido. La perspectiva de nuevos hallazgos en la zona ha llevado a la directora general de Bienes Culturales y Museos, Araceli García, a anunciar que la delegación territorial de la Junta de Andalucía va a solicitar al Ayuntamiento que paralice las obras y que valle la zona para proceder a hacer una excavación arqueológica de urgencia. Ya veremos que nos deparan las intervenciones científicas sobre el terreno.

1461842532_524900_1461842716_album_normal

Las nueve ánforas selladas cuyo contenido permanece aún sin desvelar.

Hipótesis sobre el hallazgo ya han surgido unas cuantas, porque los interrogantes que lo rodean son también son numerosas. Según Ana Navarro: “Resulta sorprendente haber encontrado 19 ánforas repletas de monedas. Aunque hasta que no hagamos el estudio histórico no podremos afirmarlo, la hipótesis que barajamos es que ese dinero era usado para el pago de impuesto imperiales o el pago a las tropas. Hay que tener en cuenta que el Estado imperial era el que controlaba la acuñación de monedas, así que esto tiene que estar vinculado con algún tipo de funcionariado, relacionado con los poderes municipales del Bajo Guadalquivir” Añade que “O bien estaban escondidas debido a conflictos sociales, violentos, amenazas, algún tipo de efervescencia social o bien era el punto, dentro de un fuerte o edificio de tipo militar, donde se guardaba el dinero para pagar a los soldados”.

1461842532_524900_1461846368_album_normal

Las monedas, intactas, en una de las ánforas fragmentadas durante el hallazgo casual.

Fuera como fuere, por añadir alguna hipótesis, se pueden hacer algunas reflexiones. El tema de las tropas es complicado, porque en España no había grandes acuartelamientos legionarios, salvando Legio (León), mucho más al norte. El tema de los conflictos sociales también es difícil por la época. Es verdad que en el siglo III hubo una gran inestabilidad política pero la emisión de la que hablamos pertenece al periodo de Diocleciano, que se caracterizó en la Península por la restitución del orden, a cargo de Maximiano, su colega occidental, cuya efigie aparece en al mayoría de monedas descubiertas. Quizá, tan acostumbrados como estamos a la corrupción en nuestros días, tan inusual hallazgo pueda responder a alguna artimaña de esta índole, o quizá tiene que ver con la política monetaria de Diocleciano, que por oposición a lo que haría Constantino décadas después, apostó por la disminución de moneda en circulación y el fomento de los pagos e intercambios en especie. Quizá las monedas se enterraron, no muy profundamente, por una orden imperial a este respecto, a la espera de que en otra coyuntura se recibiera la orden de desenterrarlas. Por otra parte, el tesoro siempre puede relacionarse con el viaje de Maximiano a España en dirección a África, que según algunos investigadores nos ha dejado como vestigio el gran complejo de Cercadilla, en Córdoba. La problemática, no obstante, persiste, por la existencia de monedas posteriores a este emperador, como las de Majencio y Constantino.

En cualquier, caso, el hallazgo de estas monedas ha sido verdaderamente espectacular, y espero con impaciencia la publicación de las investigaciones llevadas a cabo por los especialistas para saber más sobre el ya conocido como “Tesoro de Tomares”.

Autor: Alfredo Calahorra.

Para profundizar:

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/04/28/actualidad/1461825424_636184.html

http://www.revistadearte.com/2016/05/02/los-600-kilos-de-monedas-romanas-encontradas-en-tomares-depositadas-en-museo-arqueologico-de-sevilla/

http://www.nationalgeographic.com.es/historia/actualidad/unas-obras-en-tomares-sevilla-sacan-a-la-luz-19-anforas-con-600-kilos-de-monedas-romanas_10326

http://www.museosdeandalucia.es/cultura/museos/MASE/

Anuncios

Un comentario en “Un hallazgo numismático reciente: el tesoro de Tomares, Sevilla

  1. cultopostmortem

    Cuando salen a la luz tesoros como este uno no puede sino maravillarse. Yo también había escuchado algo en las noticias al respecto, pero no había profundizado en el tema realmente. ¿Qué nos deparará en el futuro este “Tesoro de Tomares”? ¿Moriremos antes de que se publiquen los resultados de las investigaciones?

    pd. A lo mejor en diez años puedes adquirir alguna moneda para tu colección como en Mérida, jeje.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s